Alquiler de Temporada y Alquiler Turístico en Comunidades de Vecinos

Alquiler de Temporada y Alquiler Turístico en Comunidades de Vecinos

Es importante comprender las diferencias legales entre el alquiler de temporada y el alquiler turístico, especialmente en el contexto de comunidades de propietarios.

El alquiler turístico, tiene una duración igual o inferior a 31 noches, más una prestación de servicios asociados al hospedaje (limpieza, dotación de mobiliario y enseres domésticos, servicio de recepción, etc..), mientras que el alquiler de temporada, se refiere a estancias de alquiler superiores a 31 noches e inferiores al año de duración.

Recientemente, el Tribunal Supremo ha emitido un importante fallo que afecta a esta distinción entre alquiler de temporada y alquiler turístico, y que debe ser entendido por propietarios, inquilinos y comunidades de vecinos.

El Fallo del Tribunal Supremo y la Prohibición del Alquiler Turístico en Comunidades de Vecinos

En un fallo reciente, el Tribunal Supremo validó la prohibición del alquiler turístico en comunidades de vecinos que expresamente prohíban esta actividad en sus estatutos. La clave aquí es que el tribunal considera el alquiler de viviendas para uso turístico como una actividad económica. Esto significa que, en aquellas comunidades que prohíban expresamente el alquiler turístico en sus estatutos, dicha prohibición se mantendrá y será válida.

El Alquiler de Temporada y su Regulación

Es importante destacar que el alquiler de temporada es diferente al alquiler turístico. El alquiler de temporada está regulado por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y el Código Civil. En este tipo de alquiler, las partes tienen más libertad para establecer condiciones, y el arrendador no se dedica a una actividad económica de tipo empresarial. Por lo tanto, en virtud de esta diferencia, las comunidades de vecinos no pueden prohibir el alquiler de temporada en sus estatutos, ya que no constituye una actividad económica empresarial y su limitación, entraría además en conflicto con el ejercicio del Derecho Fundamental a la propiedad privada. Aplica tanto a personas físicas como a personas jurídicas.

Impacto de la Ley de Vivienda en el Alquiler de Temporada

La Ley de Vivienda ha tenido un impacto significativo en el mercado de alquiler en España. El alquiler de temporada representó el 10% del mercado en el tercer trimestre de 2023. Tras la aprobación de esta legislación, la oferta de alquiler de temporada aumentó en un 39%, mientras que los alquileres de vivienda habitual, objeto de especial protección en la Ley de Vivienda y regulados por la LAU, disminuyeron un 1%, acumulando una caída del 12% interanual.

En conclusión, el fallo del Tribunal Supremo respalda la prohibición del alquiler turístico en estatutos comunitarios, siempre que dicha prohibición esté expresamente establecida. Sin embargo, el alquiler de temporada sigue siendo una opción viable y no puede ser prohibido en los estatutos, ya que no implica una actividad económica empresarial y es expresión del ejercicio al Derecho Fundamental a la propiedad privada.

Si desea asesoramiento sobre el asunto de alquiler turistico o alquiler de temporada, contactenos AQUÍ.

últimos artículos

Traducir »